El cine y lo efímero, en la nueva instalación de Daniel Canogar en el MUN

El artista Daniel Canogar estrena este una instalación artística que aúna disciplinas visuales y acústicas y en la que, además de homenajear al cine y al DVD como soporte, alerta sobre el peligro de lo efímero, porque “perder la memoria es perder la identidad”.

Así lo ha señalado Canogar en conferencia de prensa en el Museo de la Universidad de Navarra, sobre su instalación ‘Sikka Ingentium’, formada por 2.400 DVD de películas instalados en una pieza de 18 metros de largo, sobre las que se van proyectando planos del contenido de esos filmes, cuyos colores en movimiento a su vez se reflejan por toda la sala.

La experiencia “emocional y sensorial”, que deja al espectador en medio de los espejos y sus reflejos, se completa con una composición sonora, realizada por Alexander MacSween, basada en fragmentos de la banda sonora de las propias películas, y que ha trabajado en 14 pistas individuales de sonido.

La coordinación de todo ello da como resultado una “espectacular arquitectura tecnológica”, obra del ingeniero artístico Diego Mellado, que ha sincronizado “miles y miles y miles de fragmentos de cine” que cinco proyectores van lanzando contra la superficie brillante de los 2.400 DVD.

El vídeo final supera los 30 minutos de proyección, una experiencia que estará abierta desde hoy y hasta el 15 de septiembre en el Museo de la Universidad de Navarra.

Post Media Link

Fernando